¿Mi viaje? Lo decido con la app


Movilidad on-demand y las empresas de transporte público: Un reto a ganar. Para responder al deseo de autonomía en la elección de soluciones de viaje, el servicio público debe ser planificado e informado de forma innovadora.

La movilidad, al igual que las tecnologías de la información, es también cada vez más personalizada y on-demand. Los ciudadanos están acostumbrados a resolver sus problemas de desplazamiento utilizando una mezcla de medios y sistemas de transporte públicos o privados, colectivos o individuales, basados en una mayor autonomía de elección en cuanto a horarios y conexiones.

Dotados de esta flexibilidad, los ciudadanos tienen mayor libertad para llegar, por trabajo o por placer, de forma regular o sólo ocasional, a los destinos más variados, gastar lo justo, aprovechar mejor el tiempo disponible, contaminar menos y, sobre todo, decidirlo todo por sí mismos.

Toda esta libertad y comodidad se basan en una sola palabra: información. Gracias a la tecnología, todo el mundo puede conocer los servicios de transporte disponibles en las ciudades y en el territorio.


 

Los sitios web y las aplicaciones móviles permiten conocer los horarios actualizados de una línea de transporte público e incluso calcular con precisión el itinerario, incluso cuando se viaja por turismo y se tiene que decidir en el último momento.

 

Otras apps permiten reservar taxis y autos con chófer e incluso trazar los más cercanos en un mapa. En los grandes centros urbanos se multiplican las soluciones de transporte compartido: autos, bicicletas y monopatines eléctricos están al alcance de todos, a través de una app. A la hora de planificar un viaje, la tecnología lo hace todo más fácil, incluido el pago de los billetes y los alquileres.

Escenarios de la Nueva Movilidad


Los escenarios de la nueva movilidad son prácticamente infinitos y tienen un impacto significativo en la vida social y laboral. Quienes se trasladan a las grandes ciudades tienen ahora a su disposición amplias redes de transporte público y diversas alternativas.

Pero, cada vez con más frecuencia, la movilidad se hace on demand incluso en las zonas más periféricas a medida que se va extendiendo el concepto de hub -centro de intercambio- hacia el que tienden a concentrarse de forma coordinada más servicios para los desplazamientos locales.


 

Este tipo de coincidencia no es nueva en sí misma, pero gracias a la información difundida en las plataformas digitales, organizar un viaje es mucho menos exigente. Ya no es necesario planificar con mucha antelación.

 

Los cambios ya son visibles, incluso en cuestiones como los vehículos en propiedad, que siempre han sido un símbolo de libertad de movimiento. En este sentido, las tecnologías de la información permiten crear flotas de vehículos compartidos puestos al servicio de todos en base a tarifas económicas con todo incluido.


En el mundo de la movilidad on demand, en cierto modo, las formas de transporte colectivo, como las redes municipales o los ferrocarriles locales, deben orientarse hacia necesidades cada vez más individuales.

¿Significa esto que los verdaderos transportes urbanos, los que en los países anglosajones llaman 'mass transit', van a jugar un papel secundario? Al contrario. Los pasajeros tienen una autonomía creciente para modular una oferta colectiva a las necesidades individuales, como en la industria manufacturera, que busca conciliar los bajos costes y la economía de escala de la producción en masa, con el deseo de personalización de sus clientes.

La digitalización es la clave para los servicios inteligentes


Una vez más, la respuesta está en la digitalización, es decir, en la capacidad de organizar la oferta de transporte público de forma rápida y optimizada, definiendo itinerarios y estructurando los turnos de los conductores con una flexibilidad cada vez mayor.

No sólo para cumplir puntualmente el contrato de servicio al ciudadano y gestionar eficazmente emergencias como el Covid (lo que ya sería un resultado excepcional).


 

 

Pero también, para introducir nuevos componentes - itinerarios personalizados, viajes según la demanda - dentro de los servicios de transporte que antes eran rígidos y predeterminados, y contribuir así a un sistema de movilidad diferente.

 

La plataforma de software desarrollada por MAIOR ayuda a planificar los servicios de transporte público de viajeros de forma flexible e inteligente, sin necesidad de involucrar a equipos enteros de especialistas en largas sesiones de trabajo manual. Y a poner los horarios y el resto de la información a disposición de los colaboradores y del público a través de los canales digitales de la web, las redes sociales y las aplicaciones móviles. De forma nativa y on-demand.